Así suena Indie Club Verano: Trílicos y El Zeco

El trío mendocino y el solista porteño estarán tocando en la primera jornada de Indie Club Verano y pudimos conversar con ellos de cara a su fecha.


En 2017, Trílicos viajó desde su Mendoza natal hasta Buenos Aires con un disco ya editado y otro por nacer. El trío conformado por Francisco Montilla, Andrés Nelson y Padi Andresen cambiaba el punk juvenil de Trílicos (2016) por el oscuro Momento Satori (2018), necesario en sus vidas para plasmar sus sensaciones luego de instalarse en la gran ciudad y entender el cambio que había significado el nuevo hogar ahora que vivían los tres juntos en Capital Federal.

En 2019 El Zeco lanzó (casi más para él que para los demás) Las actrices siempre me dejan tirado, un disco autoproducido y grabado enteramente por él en su casa. La sorpresa fue que el disco gustó mucho, tanto que tuvo que armar una banda para poder tocarlo en vivo, ya que desde amigos hasta desconocidos empezaron a pedirle fechas para recitales y nuevas composiciones.

La conexión entre los artistas fue ese mismo año, y dos años más tarde confluyen para su primera fecha juntos el 13/02 en el ciclo Indie Club Verano. Una semana antes de su presentación, hablamos con Andy y Padi de Trílicos y con El Zeco.


Hay cierta camaradería entre Trílicos y El Zeco, ¿hace cuánto se conocen?

Andy: Con el Zeco está todo mal (risas). Íbamos a tocar juntos en el 2020: desde marzo teníamos una fecha programada para mayo y se canceló por el COVID pero nosotros nos conocimos a fines del 2019, en un par de fechas que él hizo.

Padi: Sí, yo recuerdo que nuestra amiga Euge (Sarubbi, corista de El Zeco) me dice: “Escuchá a este artista que sacó su disco, me encanta”, y lo fuimos a ver al Cultural San Martín y ahí nos conocimos.

El Zeco: Claro, esa fue la primera vez que tocamos acústico con Euge. Todo el nexo viene por ella, incluso Euge actúa en un video de ellos (N. del R. la canción es “15392865554“). Desde ahí nos fuimos a ver varias veces los unos a los otros, pero todavía nunca compartimos una fecha, por eso esta vez es importante. Hace dos años que estamos calentando el agua para esta fecha y ahora vamos a tomarnos el mate.

¿Tienen alguna canción preferida del otro?

EZ: “Festival”. Mmm… ¡No! Mejor “Ana”.

P: Más allá de toda esta conexión, somos bandas que nos escuchamos entre nosotros, te puedo cantar todas: “Distópico en la playa”, “Emmanuelle”, me encanta el disco del Zeco.

A: A mi me encanta “La Pascualina de Dalmiro”, me parece sublime. Es más, capaz que tocamos solamente un set, todas las canciones, todos arriba del escenario cantando todo.

Se está por cumplir un año del decreto del aislamiento obligatorio, ¿cómo vivieron la cuarentena?

EZ: Tuvo sus partes lindas y sus partes malas. Estuve grabando mucho, lo cual esta bueno, pero también me enrosque mucho. Entré en una de que no puedo terminar las canciones y eso antes no me pasaba. Estuve tocando solo en mi casa pero también tuvo el otro costado de que al no tener tantas experiencias en el afuera, te quedás un poco sin data. Yo normalmente escribía las canciones en base a lo que me pasaba afuera, o cuando iba a alguna lado me anotaba alguna nota en el celu con algo que había pasado en la noche y a partir de eso creaba. En materia grabar estuvo buenísimo. lo aprovechamos un montón, el segundo disco viene bien y va a salir este año así que eso es una gran noticia.

P: No muy diferente a lo que contó el Zeco, con el hecho de estar guardados aprovechamos mucho el potencial de producir, de estar en casa grabando, ampliamos mucho las fronteras y empezamos a producir proyectos amigos o solistas nuestros. También comparto lo que dice el Zeco sobre la data externa del ida y vuelta que te genera mucho. Ayer me senté a componer con un amigo unas letras y sentí que me faltaba inventiva, ya estaba por googlear “problemas de creatividad” (risas). Yo también escribo mucho de lo que me pasa en la vida cotidiana y este letargo nos jugó una mala pasada, los artistas somos mentes muy aéreas y al flotar tanto estando encerrados lleva a enroscarnos mucho. Toda la escena va a tener algo para decir del 2020.

¿Cómo se preparan para su recital en Indie Club Verano?

EZ: Vamos a tocar en formato chiquito con Euge Sarubbi en coros y Marcos “Marx” Arévalo en teclados y coros. Va a estar muy linda esta formación.

A: Nosotros vamos con la artillería pesada. Además vamos a estar acompañados por Jero, que va a tocar la guitarra y los sintetizadores, se viene bastante picante. Vamos a estar tocando bastante del disco nuevo, que va a ser la primera vez que va a sonar en vivo.

P: Teníamos la dicotomía de si empezar de a poco o tirar toda la carne al asador y darlo todo. Dijimos: “Bueno, no procastinemos más y toquemos este show como si estuviéramos tocando en River”.

¿Son de la escuela de no mostrar los temas hasta que salgan en el disco o no se aguantan las ganas de presentarlos?

A: Nosotros fuimos de las dos escuelas. Cuando éramos mas chicos solo tocábamos las canciones que teníamos porque no había plata para hacer discos, pero en el primer disco de Trílicos nos guardamos todos los temas hasta que tuvieran la producción perfecta y de ahí en mas lo empezamos a tocar en vivo. Últimamente estamos un poco mas tranqui con eso, nos gusta jugar con los temas ahora. En noviembre de 2019 tocamos canciones de este disco que ya estaban hechas, fue una de las primeras veces que tocamos canciones inéditas y está re bueno porque te vas dando cuenta de cosas como los tempos de las canciones, la intención musical en ciertas partes.

EZ: A mí me pasó muy poco porque tengo un solo disco. La banda se armó después de que lo lanzara, tuve varios meses hasta que toque en vivo para que el disco fuera aprendido. La ultima vez toqué un tema nuevo y re sentí la diferencia. Hubo más silencio y un oído más atento como “che, ¿qué onda? Esta no la conozco”. Quizás en este show adelante algún tema. Como dijo Andy, está buenísimo jugar con todo, sea covers, improvisación o lo que sea.

Si tuvieran que armar un festi donde tocaran Trílicos y El Zeko, ¿qué bandas llenarían en el line up?

P: Nosotros estamos curtiendo una muy familiar, mucho rancho mendocino re picante. Nos re gusta crecer de la mano, y el Zeco también entra porque tenemos los mismos códigos. Me encantaría tocar en un festival grande pero con una nueva escena, como Anyi, Eve Calletti, Padawvn, Joven Breakfast…

EZ: ¡El West Los Andes! Qué bestia. Toda una junta hermosa de allá. A mí me gustaría que cerrara Peces Raros ese festival, si se puede hacer en una iglesia abandonada, mejor.

A: Una iglesia abandonada en el medio del campo a la noche, hermoso. En el disco nuevo tenemos un tema muy Peces Raros y re pintaría hasta un feat,son muy buenos.

Hablando de esta nueva escena indie tan variada, ¿qué es el indie para ustedes? ¿Se sienten parte de él?

EZ: Esa es re jodida, yo la pienso un montón. Nunca entendí honestamente qué es el indie y me parece que está perfecto no entenderlo. Es demasiado variado, no tiene como un nexo… ¿Es lo que vendría después de Charly? Ni idea, es el post-Charly (risas). Sucedió Charly y después todos los que lo escuchamos terminamos siendo catalogados como indie, no sé si está bien o mal. Yo también me pregunto qué estilo hago.  Si me preguntan y digo “hago indie” puedo interpretar algo como Las Ligas Menores o Él Mató. Hace unos años lo interpretaba más así, pero dentro del indie hay cosas mas variadas, como Peces Raros justamente. También el indie es una estética, pero no sé bien cuál (risas). Me siento dentro del indie porque el afuera lo dice, pero yo por dentro soy lo que carajo sea, en ningún momento pienso: “En el indie se toca esto”.

P: El indie en argentina es lo que pasó después del rock barrial, después de Cromañón. También es una estética que sorprendió un montón en el momento y no ha parado de sorprender. Uno mismo quizás encasilla el indie esta cuestión un poco mas lo-fi, pero ahora el indie se ha recontra ramificado y me encanta, porque lo ha renovado. Esta unión se va multiplicando y juntando gente que es lo que deberían hacer las etiquetas y los términos: unir más que separar.

¿Qué depara el 2021 para El Zeco y Trílicos?

EZ: Hace dos meses filmamos el videoclip de “Qué bajón”, el tercer single del nuevo disco. Los temas están casi todos terminados, son doce tracks y saldrá a mitad de año. Quedaron muchos afuera porque hubo mucho laburo de limpieza y cosas que no entraban. La idea es seguir tocando todo este año y hacer videoclips, me divierte mucho que la música salga con videos. Estoy re contento con como esta quedando la secuela de Las actrices siempre me dejan tirado, aunque en el cine las segundas partes suelen ser peores que las primeras: del 0 al 1 hay un salto que del 1 al 2 es imposible de alcanzar. El primer disco lo hice solo en mi casa y no lo esperaba nadie, ahora tengo gente que me dice: “che Zeko esta buenísimo lo que haces” y que están esperando que saque canciones. La evolución musical es mucha, en este disco grabé baterías, teclados y bajos, cuando en el primero era todo virtual excepto mi voz y la guitarra. Siempre estoy mirando más allá, para el tercer disco ya aprendí bastante del segundo (risas).

A: Nuestro tercer disco va a salir cerca de abril. Si Trilicos (2016) era más puink y Momento Satori (2018) era más oscuro, este va a ser como música saliendo del pocito. Para estar buena onda, aunque tiene un comienzo oscuro. Es el primer disco que hacemos nosotros solos en casa, grabamos todo acá menos las baterías, lo que nos dio bastante tiempo para hacer una búsqueda artística y sonora muy personal. Cuando hacés todo vos es todo re puro.

P: Momento Satori fue más oscuro porque habla de nuestro primer año en Buenos Aires, saliendo de nuestra zona de comfort, pero este nuevo disco habla de otro tipo de aventuras nuestras. Definimos nuestro trayecto en Buenos Aires como si fuera un laberinto: al principio estás un poco perdido y después te encontrás con un par de amigos que están a la búsqueda de esa luz que no sabemos muy bien si existe, pero el recorrido con ellos es lo que importa. La idea es tocarlo lo máximo que podamos, estamos muy motivados con la fecha de Indie Club Verano, porque nos significó mucho en cuanto a reencuentro, fue volver a hacer las cosas profesionalmente como eran siempre para hacer shows. Estamos motivados, con ganas de tocar. Hemos ido a shows y nos dan ganas de estar a la altura. Ojalá el lanzamiento sea para abril, más o menos, pero no pasa de la primera mitad de año.


Trílicos y El Zeco se estarán presentando en el festival Indie Club Verano y las entradas podés comprarlas acá. Para conocer las demás fechas, hacé click acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!