Del CCK a Seattle: Marilina Bertoldi llegó a KEXP

En formato solista, la santafesina realizó un show en la cúpula del Centro Cultural Kirchner con canciones transformadas para la multiplataforma estadounidense KEXP.


Marilina Bertoldi llegó a El Sonido, programa de la multiplataforma KEXP conducido por la argentina Albina Cabrera, en donde tuvieron una charla amena combinada con música. La ganadora del Gardel de Oro en 2018 realizó un show de cuatro canciones en el CCK, en Buenos Aires.

En el marco del Latinx Heritage Month (Mes de la Herencia Latinx), la radio de Seattle KEXP subió el video a sus redes, el cuál se conforma por una entrevista mediante videollamada entre las coterráneas y las cuatro canciones del show, divididos en los 52 minutos que dura el clip.

El plato fuerte vino al principio: en blanco y negro y sentada al piano, Marilina presentó “Amuleto”, un estreno absoluto. Sobre una infinita reverberación de las cuerdas del piano a cola aparece Bertoldi rodeada de humo cantando “Bruma en la estación / ahora que te vi / me acordé de vos / ahora que te vi“.

La canción va creciendo en intensidad, los golpes de piano son cada vez más fuertes y las emociones de Marilina parecen aflorar mientras se llega al clímax del tema. El final lo marca el piano, que toca la melodía principal sin el acompañamiento de la voz.

Inmediatamente, y con un homenaje a los Talking Heads, vemos entrar a la cantante con un boombox, que lo apoya directamente en el piso. Ya en colores, el guiño a David Byrne se completa cuando el paneo nos muestra a Marilina con una guitarra acústica de 12 cuerdas.

Como lo hiciera la banda estadounidense con “Psycho Killer”, acá suena “Fumar de día”, perteneciente a Prender un fuego (2018) y uno de los más hits en la carrera de la ex Connor Questa. La reversión es total: en tonos mayores y sin rastros de oscuridad, la canción es un jangle-pop como podrían sonar acústicamente R.E.M. o The Cure.

Albina Cabrera logró un mood muy familiar y confianzudo en el cual la artista se sintió cómoda para opinar. Entre los tópicos discurridos estuvieron la obsesión de la composición, la visibilidad de las mujeres y disidencias en el mundo de la música y el “mensaje” para llegar a la gente, sobre lo que asegura “No hay que intentar tener un mensaje, simplemente hay que decirlo”.

El homenaje de Marilina a los Talking Heads

“Más y más” es el tercer tema de este setlist íntimo. Este cover del estadounidense Draco Rosa no está basado en la canción original que cuenta con la participación de Ricky Martin, si no en una “versión oculta“, más alternativa.

Marilina le da play a su pista del Ableton en su notebook y dispara un beat percusivo con un bajo que realza cuatro acordes. Después de un verso cantado y otro recitado, Marilina toma por primera vez su guitarra eléctrica y acompaña la base con unos acordes largos. Aquella sensualidad del track del músico de origen puertorriqueño se transforma en un cariño robótico con tintes de Bjork y Juana Molina.

El cierre del show es una versión acapella de “Remís”, también incluido en su galardonado y último disco de estudio. También rearreglada armónica y melódicamente, “Remís” parece más triste y desoladora que la que podemos encontrar en las plataformas de streaming.

Con nuevas canciones y una nueva frontera conquistada, Marilina Bertoldi continúa reafirmando su rol fundamental en la nueva escena musical, no solo para el indie, sino para mujeres y lesbianas que encuentran en ella una referente para soñar con lo más alto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!