ed maverick entrevista

Ed Maverick: “Mis ambiciones nunca fueron tan grandes como lo que realmente me pasó”

El artista mexicano se presentará por primera vez en Argentina el viernes 2 de septiembre en Teatro Vorterix, junto a Isla de Caras y Bratty.


Eduardo Hernández Saucedo, más conocido como Ed Maverick, es uno de los artistas latinoamericanos más reconocidos del momento. Su simpleza y su género canción lo llevaron de subir sus primeras baladas a YouTube, a ganar un Grammy Latino y acumular millones de escuchas en plataformas digitales.

Con tan solo 21 años, Ed Maverick no solo es aclamado por su público fiel, sino que también acapara la atención de otros músicos del mundo. Es así que colaboró en uno de los discos más aclamados del 2021, El madrileño del cantante y compositor C. Tangana, aportando su voz en “Párteme la cara”.

“Mis ambiciones nunca fueron tan grandes como lo que realmente me pasó”, expresa Ed sobre toda la repercusión y el alcance que generan sus canciones. Más allá de la masividad, el músico mexicano sigue fiel a su estilo y gustos. Alejado de las sonoridades de la música más comercial, Eduardo reconoce: “Me gusta que en un punto las cosas suenen no tan perceptibles, que suenen como aire. Y eso, de manera comercial, si la gente no entiende tanto la letra, pues puede que no sea tan digerible”.

Previo a su show en Buenos Aires el 2 de septiembre en Teatro Vorterix, donde lo acompañarán Isla de Caras y Bratty, Ed Maverick dialogó con Indie Club Argentina sobre su proyecto, su relación con las bandas indie argentinas, la influencia de Luis Alberto Spinetta en su disco Eduardo y la música que viene en camino.


¿Cómo te estás preparando para tu primera presentación en Argentina?

Estoy emocionado porque hace rato quería visitar y tocar en Argentina, además de estar ahí simplemente viendo qué onda el entorno y cómo es la vida. Va a estar muy bonito.

Pasaste de subir canciones por tu cuenta a YouTube a recibir millones de escuchas y hasta un Grammy Latino. ¿Cómo vivís esa recepción de tu música?

Durante mucho tiempo no lo entendía ni lo aceptaba, no me creía lo que estaba pasando. Era demasiada información para procesar porque vengo de un entorno muy tranquilo y fue todo muy abrumante. Hay muchas cosas que son efectos colaterales de lo que hago y de lo que expreso de afuera, pues acepto que eso pasa y pueda pasar.

Poco a poco acepto las cosas que me gustan y también las que no. Trabajo en eso y voy viendo de qué forma me adapto. Me quedo con lo que realmente son mis ambiciones, que no son tan grandes como todo lo que me ha pasado. Mis ambiciones nunca fueron tan grandes como lo que realmente me pasó. Acepto que estas cosas pasan y me permito disfrutarlas, no todo el tiempo tiene que ser una carga mental que me sucedan cosas buenas.

¿Te diste cuenta con alguna situación en particular de la dimensión que estaba tomando tu proyecto?

Aún no me he dado cuenta totalmente. Quizá sí ahora que vivo solo y que todo el tiempo estoy en el estudio y tratando de nutrirme. Pues simplemente eso me ayuda más.

El año pasado lanzaste tu disco Eduardo, ¿cómo fue apostar por nueva música después de Mix pa llorar en tu cuarto? ¿Tuviste algún tipo de miedo o incertidumbre?

Para mí lanzar ese disco fue decirme “Bueno, le va a ir bien chido, ¿por qué no?”. No sé si tanto a nivel comercial. A mí me gusta que en un punto las cosas suenen no tan perceptibles, que suenen como aire. Y eso de manera comercial, si la gente no entiende tanto la letra, pues puede que no sea tan digerible. Pero a mí me gusta mucho que suene así y hay muchas cosas que son impopulares dentro de lo que me gusta de la música, pero sí hay otras que son más sencillas y complacientes. 

Siempre trato de considerar todo y si a la gente le gusta está todo bien y si no también, no pasa nada. Simplemente estoy haciendo lo que me gusta y ya. Al momento de sacarlo pensé “Pues sí, que salga, está bien verga esto”.

¿Cuáles fueron tus mayores influencias para este último disco? Habías comentado que hubo un poco de Luis Alberto Spinetta, ¿es así? 

Justo cuando empecé a componer Eduardo fue cuando realmente comencé a sentir más digerible la música que todo el mundo mama, como los Beatles, música clásica, más compleja en cuestión de producción o composición. Estaba peleado con la manera objetiva de escuchar música, porque para mí una canción estaba bien solamente si te hacía sentir algo. Pero a veces la gente escucha la música por como fue grabada, o por cuán compleja es la composición. Como músico el oído se va haciendo más exigente…

Artaud de Spinetta (Pescado Rabioso) fue el disco que me enseñó otro lenguaje para comprender la música. Ya había escuchado “Bajan” en 2017 pero nunca el álbum completo. Y ahí dije “A la verga, qué pedo con esta forma de entender el lenguaje y la música”. Para mí era muy tremendo como sonaba toda la composición, un chingo de paisajes descriptos, era como una pintura. De ahí fue que empecé a notar la espacialidad del estéreo y ese formato para mí era completamente nuevo. 

Fue así que en 2019 empecé a escuchar más música de rock argentino, Gustavo Cerati, Charly García, Serú Girán. También artistas más contemporáneos cómo El Mató a un Policía Motorizado. A partir de ahí comencé a sentir que la música tiene una necesidad de satisfacer a los oyentes de la música. 

Nombras a Él Mató, y junto con Bestia Bebé, Las Ligas Menores, entre otros, son bandas muy queridas en México. ¿Cómo te llevas con el lazo entre la música indie argentina y mexicana?

Justo esas bandas las escucho desde los 18. Sé que tienen más tiempo pero antes no estaba buscando tanto la música independiente. Obviamente estoy familiarizado con las bandas que están más en el top del indie de Argentina. A mí me gusta mucho que si alguien sube algo, poder interactuar, desearle felicidades. Antes no era de establecer contacto con otros artistas del mundo pero ahora es más normal. Me gusta conocer parte de ellos y sus visiones de la vida. Es muy bonito. 

Pasás mucho tiempo en el estudio, ¿habrá nuevo material próximamente?

Ahorita estoy grabando un nuevo disco. Son dos álbumes de nueve canciones. El primero ya lo tengo listo y estoy tratando de volver a las raíces de lo que estaba haciendo. El segundo se orienta más a lo que me gustaría hacer a futuro pero apenas tratando de entender la producción y la mezcla, explotando esas partes de mí. En algunas partes está cambiando la composición y la letra porque aprendo mucho de la producción y de la mezcla. 


Ed Maverick vendrá con su Tour Eduardo a Argentina, el viernes 2 de septiembre en Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455). Las entradas están disponibles a través de ALL ACCESS.

2 pensamientos en “Ed Maverick: “Mis ambiciones nunca fueron tan grandes como lo que realmente me pasó”

  1. Que buena entrevista a mi gran y poderosisimo Ed Maverick, que emoción y admiración de todo lo que esta logrando, yo amo su música ❤️‍🔥😍😭 yo ya eh tenido la oportunidad de escucharlo en vivo y fue una de las mejores experiencias que eh vivido🥰 y ya con ansias se espera sus nuevos álbumes 😍😍😍😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!