“Igual, no muerdo” anuncia Erich Larsson en “Adorno”, su disco debut

En un año de fuertes cambios, Erich Larsson lanzó su primer álbum y abre el juego para el 2021.


Tras un año de trabajo y producción, finalmente llegó Adorno, el disco debut de Erich Larsson. En pleno proceso de disolución para La Otra Cara de la Nada en el mes de julio, Germán (voz y bajo del proyecto) ya se encontraba trabajando en su proyecto solista en busca de su sonido propio y singular. Los 34 minutos de duración del disco dan fe de esa exploración.

Adorno está compuesto por 10 temas en total.  Entre ellos sencillos “Drama” (el primero en adelantar el proyecto en el año 2018 y ahora reversionado), “Los muertos” (lanzado en el 2019), “Cómo ves el mundo”, “Baño de sangre”. A su vez, en el mismo repertorio, se encuentran dos temas instrumentales que destilan la intención en la búsqueda sonora del álbum siendo sumamente diferentes entre si: “Interzona” – el tema que da comienzo a todo – y “Adorno”.

Foto: Santiago Bianchi

“El sonido del disco lo definiría como rock delicadamente agresivo, con cuotas de groove y pasajes misteriosos. Un entresueño de ripio dónde te encontrás en el paraíso, pero con alarmas sonando para despertar. Una expresión del mundo a través de mis ojos” es como lo describe el músico, haciendo resonancia con lo charlado en aquella entrevista virtual en plena cuarenta.

Adorno cuenta con un tinte nostálgico y retro, retomando distintos recursos originarios del antiguo y reconocido rock and roll que son intervenidos y distorsionados a gusto, pero también con cierta oscuridad y mucho trabajo en las letras que acompañan lo musical dando luz al personaje de Erich Larsson como tal.

Te escapabas ni bien empezaba a presentarme / Quiero ver / Mientras dure la noche / Sin el sol / Cuando queman las voces / Quiero ver / Aunque sea muy tarde / Como sos” se puede escuchar en las letras de “Baño de sangre”.

En la realización de Adorno participaron Juan Pablo López en el bajo, Martín Britos Dumois en baterías, Emiliano Maidana y Ariel Puccheta en teclados y Fernando Verón en coros. El disco fue co-producido y mezclado por CANKI con el mastering de Ariel Schlichter y el trabajo en cinta analógica por Andrés Damiani.

Foto: Santiago Bianchi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!