el camino de la libertad

Gauchito Club encontró “El camino de la libertad”

Con su segundo álbum, Gauchito Club explora las canciones de amor en diversos ritmos sin abandonar el toque fiestero de su Mendoza natal.


Tras varios singles que probaron lo heterogéneo de su música, Gauchito Club lanzó su segundo álbum de estudio, El camino de la libertad, que incluye las colaboraciones de Francisca y los Exploradores, Axel Fiks y La Delio Valdez.

Cumbia, disco, indie, r&b, soul, funk, reggaeton… Gauchito Club se describe como “indie tropical” no solo porque entre tema y tema varían entre diferentes ritmos bailables, sino porque durante la misma canción aparecen elementos de distintas cadencias, frecuentemente de mundos opuestos.

El primer adelanto de El camino de la libertad fue “Encendedor”, una balada que podía recordar a su principal hit “La pibita” de su disco debut, Guandanara (2018). Un clarinete cálido, voces armonizando y una guitarra acústica que abre camino hasta que contrasta con unas frías palmas electrónicas, la primera muestra de irreverencia frente a los géneros y a sus sonoridades “apropiadas” para cada uno de ellos.

Luego llegó la cumbia barroca de “Onliyu” ft. Axel Fiks, donde transportan el hit cincuentoso de The Platters “Only you” a una fiesta mendocina cuyo centro es un histeriqueo juvenil secundado por les amigues de les protagonistas. «”¡Sos más lento que ‘Only you’!”/ le dijo ella a él / “¡Prendan la luz!”», exclama el estribillo mientras deja apreciar la segunda pista de lo que define tanto a Gauchito Club como a El camino de la libertad: el humor entre amigos.

La experimentación con los estilos llega al r&b con “Movimiento astral” y “Obra de arte”, la primera más rapeada y funky, mientras que la segunda suena más noventosa -¿”I believe I can fly” de Space Jam o algo de Boyz II Men?-, con estrofas casi vacías de instrumentos, un tempo más lento pero sin quitar su registro característico (“Alguien tuvo suerte en encontrarte / fue más pillo en valorarte”).

Un ejemplo de todo lo dicho es “La pálida”: comienza con una clave de candombe que deriva en una rumba flamenca, guitarra española y palmas, y hasta algo de Los Rodríguez. “Vení, nosotros somos tus amigos / te vamos a resucitar”, asegura Sasha Nazar, mostrando que la camaradería y el amor por los amigos no se pierde.

En el trap alternativo “Low cost” hacen un segundo llamado a Calamaro, esta vez solista, con el riff de las trompetas tocando el tema “Loco”, bromeando con la homofonía de los títulos. De repente, el soul y el disco dominan la canción (el sample de “Billie Jean” no hace más que confirmarlo) y el track termina a puro baile setentoso.

El poprock de “Bar en la playa” ft. Francisca y los Exploradores se ve cruzado por un estribillo feliz bien reggeatonero y las melodías hipnóticas de Fran Saglietti relajan para el final de la canción: “Un asado / me olvido de las deudas / la pileta / la lleno con cerveza / re quemado / que Dios pague la cuenta / mañana despierto tirado en la arena”.

La cumbia, piedra fundamental en Gauchito, también está presente en canciones como “Tu nombre me tatué” o “El baile universal”, esta última bastante más tropical y lumínica, ya que cuenta con la participación de La Delio Valdez y la inconfundible voz de su cantante, la ex Bandana Ivonne Guzmán.

Al final, la valentía que Gauchito Club encuentra en El camino de la libertad es un atrevimiento para jugar con todos los ritmos que se les ocurran, ya que su mensaje no pasa por los géneros que toquen, sino por su fraternidad y compañerismo y cómo rescatarse frente a la desilusión permanente del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!