hipnotica mixto disco reseña

Hipnótica le canta a la nostalgia en “MIXTO”

El dúo cordobés conformado por Nahuel Barbero y Hernán Ortiz sacó MIXTO, un álbum ecléctico que coquetea con el mixtape y recrea paisajes nostálgicos combinando diferentes estilos y texturas.


A tres años de Clásico, el álbum nominado a los premios Gardel que los posicionó como uno de los mejores artistas del pop argentino de 2019, Hipnótica redobla la apuesta con este tercer material. El disco MIXTO nos regala nueve canciones de nombres cortos pero que dicen mucho.

En sus letras predomina la nostalgia y el desencuentro. Abre con “Domingo”, una fusión del pop y la chacarera, con una percusión marcada de tres cuartos folclóricos que invitan a la danza y el zapateo. Le cantan a los que ya no están, dibujando paisajes con una melodía pegadiza: “En el canto de las gardenias / y el encanto de aquel jilguero / ayer te vi”.

Dos de las canciones del disco fueron presentadas como single en 2020. “Algo” ya cuenta con más de doscientas mil reproducciones en Spotify y lleva la marca de su productor, Nico Cotton. “Humedad”, por su parte, es un r&b sensual, sutil y elegante a la vez: “Ahora sé como encenderte, voy / no pensaba ser prudente hoy”.

MIXTO incorpora múltiples sonidos sin dejar de ser moderno y mainstream

“Ciudad” es la segunda canción más escuchada del disco. La voz invitada de Chiara Parravicini le suma dulzura a una melodía tierna y una letra que describe a la perfección esos momentos en los que se empieza a transitar el duelo antes de la ruptura. Es el adiós antes del adiós. “Fuego” sigue la misma línea: “se nos fue desvaneciendo, tal vez este sea el principio del final”.

“Potrerillo” es ternura pura. Incorpora un sample de Spinetta y fusiona el rhytmn&blues de los 2000s con sonidos modernos para decir: “que suerte te encontré / y me encontré a mí / ya no preciso más que estar aquí”. Por el contrario, “KMKZ” se destaca por tener como invitados a Dinastía y Yeyo, que le aportan urbanidad a un piano sutil con pasajes de hip hop.

Finalmente, “Cambiar” y “Aprende” son un guiño y un mensaje de aliento para seguir. Es que al fin y al cabo, del dolor se aprende y se aprende andando: “…el tiempo nunca para / y uno nunca para de aprender”.

MIXTO es una propuesta desafiante que incorpora múltiples sonidos sin dejar de ser moderno y mainstream. Fue producido durante el aislamiento, a distancia, con múltiples colaboraciones y con la participación de cuatro ingenieros de mezcla, de ahí su heterogeneidad. Contó con Mariano Otero en bajo, Sergio Verdinelli en baterías, Benja Lopez Barrios en guitarras, Leo Genovese en piano y Rhodes, Eduardo Valdés en guitarra eléctrica y acústica, entre otros.

Podés recorrer estos paisajes y llenarte de energía para seguir, haciendo clic acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!