la bitácora del sur díaz

“La bitácora del sur”: apuntes sobre la movida independiente en Sudamérica

El documental del realizador chileno Omar Díaz explora las escenas autogestionadas de Argentina, Perú, Uruguay y Chile.


Tras un exitoso paso por el circuito de festivales, parada en el BAFICI incluida, ahora La bitácora del sur aterriza en YouTube para llevar el mensaje del indie a cada vez más rincones. El documental, el cual explora las escenas locales en varios países de Sudamérica -Argentina, Perú, Uruguay y Chile-, es un must para todo aquel interesado en la movida independiente. De poco más de una hora de duración, la cinta es un buen punto de partida para el no iniciado y un afectuoso repaso que satisfará también a los conocedores más exigentes.

Pero el documental es, también, un reflejo de los tiempos: en mayor o menor medida, más o menos formalizadas u organizadas, las escenas indie latinas son hoy una realidad. Y ya con sus buenos años en su haber, ahora es posible preguntarse cómo evolucionaron, cuál es su presente y qué rasgos las identifican. Esos son los motores que guían a la película dirigida por el chileno Omar Díaz, la cual cuenta con la participación y testimonios de artistas tan queridos como Él Mató, 107 Faunos, Carmen Sandiego, Niños del Cerro y Las Ligas Menores.

Uno de los grandes aciertos de La bitácora del sur es escapar al lugar común de buscar definir el indie, o al menos hacerlo en términos explícitos. En realidad, esa no parece ser la tesis central del documental, evitando así que la cinta abarque más de lo necesario, o que caiga en una tarea innecesaria -y, en cualquier caso, ¿hay una sola definición del indie a la cual arribar?-. En cambio, “La bitácora” construye el mundo de la música independiente mediante fragmentos y escenas que lo dicen todo aunque no parezca que lo estén haciendo: el amiguismo casual de una tarde de truco; las colecciones de discos, stickers de bandas y pósters de shows; las anécdotas de presentaciones infames y memorables; las charlas de bar y de café.

En ocasiones, los protagonistas dan su visión del mundillo en que se mueven, respondiendo a cuestiones puntuales sobre las que Díaz los invita a reflexionar. Ahí lo tenemos a Santiago Motorizado repasando los orígenes de Él Mató y la movida argentina; a Las Ligas Menores discutiendo los pros y contras de la autogestión; o a los Bestia Bebé contando qué siente un músico cuando se enfrenta al tan temido auditorio vacío. Pero en ningún caso parece haber un direccionamiento hacia una respuesta unívoca: cada músico completa el puzzle con su propia mirada e idiosincrasia, aquellas que también plasman en su arte. Se trata de un relato polifónico, en el cual cada testimonio hace parte de una historia mayor a las partes.

A pesar de lo dicho, sí se pueden destacar ciertos ejes que encuentran eco en más de una voz, remarcando así la importancia que tienen para el funcionamiento de la movida. La independencia por un lado, y la unión de fuerzas por el otro, se presentan como dos caras de una misma moneda, condiciones esenciales para la existencia y supervivencia de las escenas. Es un equilibrio justo: aprender a manejarte de forma autogestionada y con las condiciones que impone el operar al margen de la industria, pero dispuesto a tender un puente a aquel otro en tu misma situación y saber que si no hay colaboración, las cosas difícilmente progresen.

Quizás es por eso que algunas de las escenas que más quedan en la mente son aquellas que mejor ejemplifican ese deseo, propio y a la vez colectivo, de los distintos artistas por avanzar ese sueño compartido. Como cuando Juan Fernando Rubilar de Medio Hermano cuenta las primera alianzas que la banda chilena formó con artistas argentinos o, cuando hacia el final del documental, vemos cómo se organizan las giras entre países y María Zamtlejfer -hoy Tigre Ulli; en aquel entonces parte de Las Ligas- dice: “Lo mejor que se da en ese intercambio es aprender que no estás solo”. El indie no como estilo de música, sino de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!