Las mil y un referencias a las drogas en el indie

De la misma forma que los músicos de generaciones pasadas rendían una suerte de tributo al encanto místico que tienen las sustancias sobre ellos, la generación del indie hace lo propio. Donde antes existía “Mil horas” (Los Abuelos de la Nada) o  “Ji ji ji” (Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota), ahora están en vigencia estos nuevos exponentes.


Es casi una tradición que la música refiera a las drogas con mayor o menor discreción, y donde algunos utilizan su espacio para hacer apologías, otro cantan las penurias que estas ocasionan. Los hay de todos los tipos, pero lo que es seguro es que esta postura es fundamentalmente la reafirmación de una ideología. Cantarle a las drogas es un acto político.

Afortunadamente corren tiempos mucho más liberales que antaño y las drogas ya no son consideradas un tabú. Con Amsterdam y Uruguay de referentes, el consumo y cultivo de cannabis es un debate que se encuentra vigente a nivel mundial, una realidad apenas camuflada. Pero sin restringirse a este tipo de droga, el imaginario del rock las abarca en su totalidad. Aun así, la tendencia más evidente que se puede encontrar es el abandono de las drogas “duras” en pos de las recreativas.

“Está hablando del faso”:

Diría el queridísimo Capusotto, y estaría en lo correcto. Con una onda que remite a Intoxicados pero indudablemente mucho más chill podemos encontrar como principal exponente de la música apologística a Perras on the Beach. Probablemente el grupo menos discreto de la lista, califica con temas como “Tuca”, que transmite una sensación de juventud y “todo esta bien”.

En la vereda de enfrente tenemos al otro Saieg. Usted Señalemelo, probablemente la banda indie con mayor relevancia en la actualidad, transmitía esa misma energía en su primer disco. Sin embargo, en II podemos encontrar un aura mucho más oscura y trabajada. “Laser 420” es el segundo tema del disco lanzado en el 2017 y oscila entre las emociones que despierta el amor y las que surgen de fumar.

El título “Cuadradito de prensado” no deja demasiado a la imaginación pero va bastante más allá de lo que parece. En una suerte de cumbia electrónica, el eclecticismo de Louta genera esta canción sencilla que interpela al oyente con una pregunta. “El Ale esta tatuado y esta comiendo pizza, ¿no es casualidad?“. Si está tatuado es porque es joven, si come pizza es porque está de bajón; ¿coincidencia o prejuicio?

PH: Sebastián Gutcovsky

Wos es un referente internacional del mundo del freestyle. Con varios títulos en su haber, decidió distanciarse de la escena competitiva y compuso Caravana, un disco que abarca mucho más que solo rap. A pesar de no pertenecer íntegramente a la escena indie, se aproxima a ella tangencialmente tanto por el espíritu de juventud que emana y comparte con la escena como por su aparente amistad con Louta, entre otros. Su canción más conocida, “Canguro”, retrata una situación que parece atravesar la sociedad. En ella asocia a la juventud y la protesta juvenil con el consumo de marihuana como símbolo de fraternidad y pertenencia.

Ca7riel y Paco Amoroso son, con toda seguridad, los primeros en venir a la mente al hablar de drogas. Todas sus canciones, sin excepción, aluden de alguna forma u otra a las distintas sustancias que constituyen su universo artístico. “Ouke” es una de sus canciones más conocidas y su estribillo es la estrella. Pero si se rasca un poco la superficie y se mira más allá de “Fumando flores con Lamothe“, se puede apreciar entre la estridente música un panorama bastante más sórdido de lo que aparenta.

“Dame las drogas Lisa”:

Peces Raros es un exponente del nuevo género que se está abriendo paso desde La Plata. La fusión del techno con el rock resulta una propuesta irresistible tanto para la juventud amiga del baile y asidua de las fiestas electrónicas como de la porción más “tradicional”. Desde el vamos, el género electrónico siempre estuvo asociado con el consumo de drogas sintéticas, y Peces Raros reafirma esta idea a lo largo de su discografía cargada de letras profundas y elaboradas. “Lopus raye” pertenece a su primer disco y canta: “Me rayas / Como las anfetas no puedo parar / No me importa nada si esta bien o mal“. En Parte de un mal sueño (2016), su segundo disco, hay un fragmento que sintetiza particularmente bien esta idea; el tema “Antes de llegar” dice: “La nueva ola campeón, un comprimido neuro-ficcional / Las antenas hasta el fin / Que bellos molinos con frecuencias llegando hasta mi / Dulcinea mi perdón / La escritura, el circo, las pastillas, ¡que gran invención!“. Luego de esto, encontramos que Anestesia (2018), su último lanzamiento, carece totalmente de este tipo de alusiones. Probablemente se deba a que el disco en su totalidad sumerge al oyente en un trance; la música deja de hablar de drogas para volverse una droga (¿De qué otra forma uno puede caer anestesiado sino?)

PH: Nehuén Suárez

Marilina Bertoldi refiere al mismo tipo de sustancias en “MDMA”, y tampoco deja demasiado espacio al juego de palabras.  Con la personalidad que la caracteriza y el peso que tiene su persona, vuelca toda su impronta en una canción bien rockera y cargada de fuerza donde canta: “Vivo estando loca y ya no pega más / Deseo distanciar / Del sedante disfraz / Las vías que profanan tu altar / Me seducirán“.

La codeína es una sustancia derivada del opio que, menos peligrosa que la morfina, se utiliza igualmente como analgésico y narcótico. La codeína se popularizó en el ambiente del trap y se volvió un trago bastante icónico en ese mundo. En los distintos círculos traperos norteamericanos la mezcla era Sprite, codeína (en forma de jarabe) y caramelos y su característico color da lugar a otra de las referencias que Wos hace a las drogas en su single “Púrpura”.

“Vámonos de viaje”:

Uno de los singles estrella de Bandalos Chinos puede interpretarse de dos maneras distintas. De manera literal, “Vámonos de viaje” habla sobre viajar, ni más ni menos; desplazarse de un punto A a un punto B (así parece mostrar el videoclip). Sin embargo, una segunda lectura puede referir al tipo de viaje metafísico que popularmente se denomina trip (“viaje” en inglés). Seguir la letra puntillosamente refuerza la teoría.

PH: Nehuén Suárez

Otra vez Ca7riel y Paco Amoroso se posicionan por encima del resto en la lista al hablar sobre drogas. No existe ninguna canción en la escena indie (y difícilmente encuentre contrincante en la historia de la música local) como “Ola mina XD”. El single es genuinamente un trip, fundamentalmente su videoclip, un delirio cyberpunk que recorre lo más oscuro del internet en un verdadero mal viaje. Por otro lado, así como refieren a la marihuana y al “viaje” en sí en distintas canciones, también mencionan otras drogas como el popper o el cucumelo.

Sobre el cucumelo y la noción del viaje hace un pequeño aporte ¿Juan Julián? en su primer single “Berlín”. “Hagamos cucumelo / En una de esas quizás seamos gemelos” canta, aludiendo a cómo la realidad se distorsiona fácilmente en estas experiencias metafísicas.

Las referencias son infinitas y sólo elegimos algunas, ¿cuál otra agregarías? Escucha todas estas canciones y más en nuestra playlist de Spotify.

Un pensamiento en “Las mil y un referencias a las drogas en el indie

  1. Waw que buen post! Muchisima informacion util!! Poca amoroso es lo mas! Me hizo aprender muchas cosas Paco Amoroso me hizooo
    !! Awante el cucumelooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!