Marton Marton y un nuevo concepto de recital por streaming

El silencio que nos trae todo el ruido es el nombre de la película/show que el trío realizó mediante streaming.


En esta época de pandemia donde los recitales parecen ser más por necesidad de los artistas que de los espectadores, Marton Marton (alter ego de Martín Villula) produjo un concierto novedoso, editado como si fuera un film, y expandiendo el concepto de “show por streaming” al que nos hemos acostumbrado en estos seis meses de confinación.

Casi a oscuras, el trío que se completa con María Morillo (bajo y voz) y Mauro Fernández Arizzi (batería y octapad) apareció en escena. Entre vinilos guardados y lámparas hogareñas, empezaron a erigir una pared de sonido comandada por los efectos oníricos y estruendosos de la Gibson Explorer de Martín.

Entre esta introducción psicodélica, apareció “Indoorrss”, el track #7 de Viaje al centro de la periferia (2019). Después de esta introducción experimental, llegó “La traza”, canción que cierra el álbum debut de la banda, La película que no te has montado.

Hablando de montaje, una secuencia íntima acompañó el inicio del tercer tema del setlist. Mientras “Deu!” ya empezó a sonar, vemos a Martín sentado en su cama con su gato, mientras toma café y enchufa su guitarra electroacústica. Esta versión de fogón nos lleva a los primeros recitales de Marton pero también a la cuarentena y la soledad de este año.

Espalda con espalda, María y Marton presentaron “Fantasma no”, en una versión similar a la del disco. A este folk espacial se le sumaron repiqueteos de batería por parte de Mauro, así como otros sonidos disparados digitalmente desde su octapad.

De hecho, la base de “Brasil y Santiago del Estero” queda disparada mientras les tres músiques se levantan y vuelven al stage original. Martín incluso se lleva la lámpara mientras otro Martín (¡la magia del cine!) al mismo tiempo afina la guitarra y se la deja lista.

El post-punk se vuelve presente con “Belgrano cargas”: un riff repetitivo sostenido por una base plana de bajo y batería mientras Martín referencia al transporte público. El final del show se da con “La III Guerra Mundial”, proseguida de una outro tan eléctrica como la intro.

Marton Marton demostró que los recitales en streaming pueden ser más que un compilado de canciones ordenadas como si fuera un show en vivo. Si bien no podemos esperar para ver a nuestros artistas favoritos en directo, es una época perfecta para explorar nuevas conceptos de llevar la música a niveles impensados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!