No quiero ver Japón, quiero escuchar a Manu Piró

El joven músico lanzó en octubre de este año Amar en bucle, un disco que sabe mezclar el pop con bases electrónicas pegadizas y bailables. Durante el convulso 2020 no solo se dedicó a lanzar adelantos del mismo, sino que también se presentó en versión solista en varios ciclos de streaming.


Manuel Reboiro, mejor conocido como Manu Piró, es un joven músico y productor que forma parte de varios proyectos en la ciudad de Rosario. En octubre del 2020 lanzó su primer disco con su proyecto solista Amar en bucle, que ya se posicionó como un ícono del pop experimental. Pero no fue tan simple, ya desde finales del 2019 fueron saliendo varios adelantos con sus respectivos videoclips. Repasemos. 

Hace un año estrenaba el videoclip de “Extraños”, perteneciente al primer corte del álbum. Con un tono nostálgico, contrasta totalmente con lo alegre de la música, donde encuentra una fórmula divertida y sanadora “Te miro y sin querer me pierdo en el ayer / yo creo que aprendí a sentir cuando toqué tu piel / Y me alivia pensar que al fin no hay un final / Todo se transforma y vuelve el amor que das”. El personaje de Piró recapitula recuerdos a medida que transita por varios lugares y encuentros con amigos, deslizando algunas de las temáticas a trabajar en su obra como el desamor, los desencuentros, la amistad incondicional, y el paisaje urbano. También ya dejaba una pista sobre el nombre del disco en la tapa de un libro que carga durante todo el corto.

A pocos días de la maldita cuarentena -y que la pandemia marque para siempre la forma de hacer música en vivo- salía un nuevo adelanto: “Japón”. En este nuevo videoclip lo vemos a Manu interpretando a un repositor de supermercado junto a los demás miembros del proyecto: Maira Robledo (coros), Nacho Seret (teclas), Ramiro Barbeye Hernández (guitarra), Guido Castellotti (batería), y Juan Pablo Carrillo (bajo). “Otra vez te busqué y me volví a perder / Tengo miedo de soñar y volverte a ver / Te escribí una canción pero sin querer / Y me empezó a gustar”, reza la canción. Definitivamente un himno del “pop triste” según define él mismo. 

Ya en junio pudimos ver lo último antes de tener el rompecabezas completo, se estrenó “Vacaciones en mi habitación”. En pleno invierno pudimos simular estar en un divertido encuentro de amigos alrededor de una pileta, con mucho verde alrededor. No solo contrastaba con la horrible situación que estábamos pasando sino que parecía ser todo lo contrario de lo que también plantea la letra. Ese optimismo libriano sí se puede ver. Y el estribillo pegadizo, también.

El cierre de año de Piró fue agitado, como casi todo su año. Tocó en vivo en los ciclos de streaming de Río Rosa -sello del cual forma parte-, también en el ciclo “La seguimos en casa” del ministerio de Cultura de Santa Fe -transmitidos en 5Rtv y plataformas digitales-, y en el gran ciclo local BRODA. En el medio presentó el disco en su propio show en vivo ¿Cuánta energía, no? Veremos con qué nos sale en 2021, esperemos que muchos shows en vivo.

Escuchá el disco entero:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!