Paul Edward Higgs – “La escena argentina siempre está muy fogosa”

En tiempos de cuarentena, Indie Club conversó, a través de videollamada y entre cafés, con Paul Edward Higgs, el joven músico y productor uruguayo.


Zarpó en el último buque a su país natal previo a la cuarentena e hizo la ruta hasta su casa escuchando Tom Petty. Desde su hogar familiar en Montevideo compartió su mirada sobre la escena porteña.

Paul Edward Higgs está presente en el indie a través de su trabajo como productor musical junto a artistas como El Príncipe Idiota, Las Sombras y Los Siberianos. Su nuevo proyecto musical, Cosmovisiones, no tiene una tierra asentada, aunque su nueva sede es la capital argentina.

Desde que vivís en Buenos Aires ¿cuál es tu vínculo con las bandas locales desde que te mudaste a Buenos Aires?

Hay un vínculo absolutamente presencial, estoy ahí y voy a ver muchas bandas. Lo que más me gusta de vivir en Argentina es la infinita posibilidad de ver espectáculos en vivo. Hablando específicamente de la escena musical, voy a ver bandas, charlo con sus integrantes, eso que se llama “intercambio cultural”. Ahora puedo llegar a tener amistades con las personas que están tocando esa música que me gusta (o disgusta). Hay mucha gente muy activa, efervescente, pasional. También, al existir la posibilidad de trabajar con esas personas en grabaciones y producción, la posibilidad de formar parte físicamente de la escena, la presencialidad es una clave.

¿Cómo fue la toma de decisión de mudarte a Buenos Aires?

Fue una decisión muy lógica. Desde que tengo 12 años y comencé a tocar la guitarra y en grupos, se me abrió un “tercer ojo”, de canalizar canciones y estar conectado a esa nube energética que es el hecho de crear. En mi caso, canciones. Siempre me salió grabar, componer y tocar de manera muy natural. Varios años más tarde de atravesar ciertos filtros que la sociedad moderna impone, como estudiar una carrera, y darme cuenta que no era lo que me hacía feliz, y después de haber conocido a lxs chicxs del sello Queruza, era muy lógico que yo fuera para allá. soy una pieza que encaja mejor en muchos aspectos allá que acá. Uruguay es muy tranquilo ¿viste? Si tu espíritu es inquieto, te enloquece. Fui en busca de aventuras. En cada esquina podés encontrar una historia que se desarrolle y siga por siempre. Eso me gusta mucho. Es un lugar muy indicado para estar. 

¿Cuál dirías es la principal diferencia entre la escena argentina y la uruguaya?

En Argentina existe la posibilidad de trabajar con bandas de mayor proyección, proyectos muy lindos y muy buenos, que tocan para muchas personas y canciones que luego las escucha mucha gente. Hay un universo más desarrollado. Allá existe la industria musical, hay recitales y festivales muy grandes, lugares que funcionan porque la gente, el público, elige ir a verlos – ya sea con la música, el teatro, otro tipos de eventos. Eso es algo que en Uruguay no hay. Luego son diferencias idiosincráticas. Montevideo es más tranquilo y suave. Allá, en Buenos Aires, es todo una explosión de energía.

¿Qué es para vos el “indie”? ¿Cuáles son sus límites?

En un momento era una especie de escena realmente independiente donde imprimían cassettes y les dibujaban las tapas. Supongo que surgió un poco de eso. Actualmente es una especie de marca que, creo, que al fin y al cabo te encierra más de lo que te abre. Con mi música y mi discografía, no tengo ningún deseo de ser un artista indie. Quiero romper esa barrera lo antes posible.

También hay una especie de estilo de música que se ha definido como indie que incluye cierto tipo de lo-fi. Creo que también han habido metamorfosis que han surgido de bandas como El Mató un Policía Motorizado o ciertos discos de Mi Amigo Invencible – estos artistas plantaron un árbol y de ahí empezo a surgir e indie argentino que también se entremezcla con nuevos elementos y recursos que bandas indies actuales utilizan. 

¿Pensás que la década actual tiene o está desarrollando un sonido definido? ¿Cómo ves la escena local independiente?

Me he dado cuenta que después del segundo álbum de Usted Señalemelo, noto que hay varias bandas de camadas más jóvenes y chicas de alrededor de 18 a 22 años han sido muy influencias por el sonido que ellos lograron. También algunas cosas que se asemejan al segundo disco de Perras on the Beach. Hay una gran influencia del neo soul y el hip hop hoy en día y lo que más se ha globalizado que es el trap.

La escena argentina siempre está muy fogosa, por decirlo de alguna forma. Explotó la escena mendocina, luego se consagraron los Bandalos Chinos con su último álbum, apareció Louta. Se logró un nuevo régimen establecido con artistas que logran vender tickets y de ahí también muchos nuevos festivales. En mi opinión, este establishment es malo para la cultura – no lo digo por las bandas ya que está buenísimo que hayan alcanzado estos lugares después de tanto trabajo, sino que las aguas empiezan a quedarse más tranquilas y las grandes movidas ya saben qué vende.
Hay también un mundo bastante negativo y frustrante, a nivel global, relacionado a los números de reproducciones en distintas plataformas de reproducción de música. Termina influenciando a les artistas y siendo nocivo para la generación de nuevas entidades artísticas.

¿Cómo creés que tu rol como productor incide sobre esta movida?

Tengo una especie de “trauma” o algo no resuelto, que lo uso a mi favor, con ser hijo único. El ser único y la búsqueda de originalidad. Lo hago con la música que yo hago y lo traspaso a las personas a quienes me llaman para trabajar como productor. Yo creo que eso es para lo que me llaman. Para buscar qué es lo que hay detrás del lienzo que ya está pintado. Algo de ruptura, algo fuera del mainstream. Soy especialista en eso. Tengo en claro que la música es comunicación y entiendo que son elementos que está correcto usarlos para que más personas lo comprendan y lo disfruten. no esta bueno solo hacer vanguardia – es muy solitario al fin y al cabo. Creo que saco a las personas de sus zonas de confort y es algo bueno cuando se trata de dedicarse en cuestiones creativas. De todos modos el producir se hace de a dos, se entraman dos (o más) visiones y se puede lograr algo interesante.

¿Artistas que hayas producido últimamente?

Salió hace poco una canción del Príncipe Idiota con quien fue un verdadero placer. Yo a Mariano lo admiro mucho desde su trabajo con Mi Amigo Invencible y la cantidad de veces que lo he visto tocar en vivo. Siempre me pareció un personaje muy atractivo. Trabajar con el dentro de un estudio me llevó a aprender mucho. Que un artista ya tan desarrollado se haya ofrendado a mi forma de ver y hacer las cosas me pareció un gran gesto. Está sucediendo lo que yo quería: poder trabajar con artistas de cada vez mayor proyección. También estuve trabajando con un chico que se llama Wacho Blue que todavía no ha lanzado sus canciones pero es muy interesante lo que ha hecho – tiene una voz muy linda.

¿Algún disco que te hubiera gustado producir? o ¿algún artista de acá a quién quisieras producir?

Te juro que no voy a parar hasta producir a Fito Páez. Por favor. Ya está, Paez. Le voy a decir “tomá este Wurlitzer o este piano eléctrico y vos tocás y cantás eso”. Siento que hay muchas cosas que ya las hace de forma automática y siento que podemos lograr algo muy trascendente trabajando junto. Algo que va a quedar en Wikipedia. Tarde o temprano algo se va a dar. Igualmente hay que cumplir ciertos pasos y pasar por diferentes etapas para llegar al momento correcto con el recorrido correcto. Es un lenguaje lo que han hecho y como llegan a vos las personas.

Me gustaría trabajar con artistas de Sao Paulo, de Brasil, donde estuve el año pasado e hice muchas amistades. Los hermanos Bernardes o Ana Frango. No necesariamente produciendo sino que colaborando mutuamente. Me gustaría formar diálogos musicales para que ellos me ayuden con mi musica y yo con la suya.

De la escena argentina diría Karina Vismara, me gusta mucho lo que hace y quisiera poder hacer algo con ella en algún momento.

¿En qué estás trabajando actualmente? Tanto como productor como músico con tu proyecto.

Estoy por lanzar un álbum. Mi primer álbum grabado enteramente en Buenos aires. Han salido tres sencillos y ahora va a salir completo. Se llama Astucia y es donde he aplicado libremente todos mis conocimientos y antojos en canciones. Es crucial dentro de mi discografía. Denota cierto tipo de madurez en cuanto a decisiones sónicas y compositivas. Sale a fines de mayo.

Un truco que tengo para poder hacer tanta música es siempre estar trabajando en lo siguiente. He conceptualizado y estoy trabajando en los demos de mi próximo álbum. El mundo maneja otros tiempos, los lanzamientos también y por suerte tengo a Queruza, que me acompaña y ayuda a tomar varias decisiones de las cuales yo me puedo olvidar. Actualmente estoy trabajando en eso. A diferencia de Astucia, donde trabajé más una idea de vanguardia pop, ahora estoy pensando en algo más sencillo. 

¿Cómo describirías a Astucia?

Creo que este disco simboliza la real unión de dos partes del río de la plata y es el río en sí, teniendo en cuenta lo importante que es ese río para nuestras ciudades. Acá, en Montevideo vivo frente a la playa y hoy está tan plateado, hermoso, gigante y sin fin: para mí eso es este álbum. Es un disco intenso y colorido. Tiene algo funky. Representa muchas cosas mías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!