Serios y de fiesta: normA en LiveClub

El grupo inauguró la temporada de streaming en La Plata con un extenso show e invitados de lujo.


Un recital por streaming debería ser una experiencia amena, en el peor sentido de la palabra. Pero si el contexto es la alienación del confinamiento obligatorio, y la banda es normA, es otro el cantar.

Una puesta en escena sobria: apenas el escenario vacío de Live Club, en La Plata, con las guitarras abajo y el ritmo arriba. Un ojo de pez tomando la escena en contrapicada. Un cuadro, arriba, de Spinetta, y otro de Cerati, medio off screen. Prima el color negro. Y un sonido excepcional.

Empezando con lo más nuevo, los singles “D78”, “Yisou”, recorrieron toda su discografía y no faltaron minihits como “Freezer”, “Fetal”, y tours de fuerza como “Pañuelos”. Casi se puede tocar la pintura con la que Chivas Argüello pinta sus paisajes oscuros y eléctricos. Siempre es pintura fresca.

Foto: Martín Bonetto

Chivas canta y cuenta como si la vida moderna le hubiera quemado las neuronas, y con esa dificultad a cuestas hubiera que seguir viviendo. Y le creemos, y nos gusta.

La ciudad de La Plata de normA es la más gótica y nerviosa de las muchas que conocemos, la Flying-V de Gualberto de Orta es la guitarra más fríamente calculada y precisa, dueña de una elocuencia a la que no hace justicia la poca fama que se le profesa.

La base rítmica de Gastón Mateos en bajo y Laro Bidonde en la baterías tiene la crudeza y el impacto de los acompañantes de Paul Weller en The Jam y la frescura new waver de los Attractions de Elvis Costello. Y los coros de toda la banda, en especial los del baterista Bidonde, tienen su propia gravitación en la propuesta de la banda.

Foto: Martín Bonetto

Desde el punk más clásico de “6AM”, con coros de toda la banda tipo The Jam o los primeros Clash hasta piezas mucho más raras y progresivas, con tres y hasta cuatro partes que podrían funcionar como temas independientes; también temas cortos, raros y que implican un despliegue performático extra de Chivas, con una forma de cantar a lo Devo, como en el caso de “Serio”, la condensación en dos minutos y medio como hipótesis de trabajo de normA da muestras de ser inagotable.

Para las dos últimas canciones invitaron a Sergio Rotman, el saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs y líder de proyectos como Cienfuegos y El Siempreterno, que le dio con los vibratos de su saxo alto un color nuevo a las canciones de normA, demostrando que el postpunk es un género al que le suele sentar bien la mezcla y que las buenas canciones, en este caso “Púgil” y “Amarnos” (debut), se bancan y enriquecen con los cambios y nuevos aportes.

La banda platense dio un show con el que renovamos nuestra fe en su proyecto y en el rock, en tiempos de parate total y todo tipo de otros ritmos. Además nos confirman, por si hiciera falta, que la actitud, la frescura y la insolencia no necesariamente se encuentran en la juventud, sino más bien al revés.

Un pensamiento en “Serios y de fiesta: normA en LiveClub

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!