Silvestre y la Naranja: “Lo que hicimos en ‘Supersticiones’ fue relacionar las letras con esta idea de creer en algo que no terminamos de entender”

A semanas del lanzamiento de Supersticiones, Justo Fernández Madero charló con Indie Club acerca de los diversos matices que atraviesa esta nueva etapa de la carrera musical de la banda bonaerense.


En el 2020, Silvestre y La Naranja quedó despojada de la “gira presentación” que merecía el disco Anim4les, por obvias razones. La pandemia hostigó y desanimó a muchxs músicxs al alejarlos de lo que más disfrutaban de la vida. Sin embargo, la historia de Silvestre y La Naranja pudo desviarse de aquel tortuoso camino. El cuarteto aprovechó el aislamiento obligatorio para sumergirse en la producción de su último lanzamiento, el disco Supersticiones.

Justo Fernández Madero, cantante de Silvestre la Naranja, habló con Indie club acerca de la inédita experiencia de trabajar en un LP en tiempos de pandemia.


Teniendo en cuenta los tiempos de la pandemia, Anim4les casi que no pudo ver la luz de las fechas presentaciones. Y según los cálculos, Supersticiones se compuso durante la pandemia. ¿Había composiciones que venían de antes?

En realidad, la composición musical de Supersticiones fue pre pandemia. El aislamiento lo que hizo fue hacernos profundizar en muchos temas de producción y las letras. Cuando sacamos Anim4les, en noviembre de 2019, estábamos con mucha manija a nivel interno y queríamos empezar a grabar otro disco ya.

Durante todo ese verano, entre la salida de Anim4les y la pandemia que pega en marzo del 2020, compusimos el disco. Para fines de febrero ya teníamos todas las maquetas armadas, faltaba ahondar en la producción.

La idea era grabar el nuevo disco a las apuradas y esta nueva disposición nos hizo aflojar un poco y desarrollar las partes que faltaban. La pandemia terminó atravesando el disco de punta a punta.

Detrás del titulo de Supersticiones parece que hay una temática estructural muy latente, se muestra como una obra integra en sí misma. ¿Cuál vendría a ser el concepto del disco? ¿El acompañamiento audiovisual de Supersticiones acompaña a construir dicho concepto?

El concepto detrás de Supersticiones es esta idea, muy pandémica, de la incertidumbre, de la confusión. Lo incierto y lo desconocido, no saber muy bien qué está pasando y cuáles serán los próximos pasos y a dónde estamos yendo. Se trata de un feeling muy 2020 que sigue estando.

Todas las letras fueron escritas en cuarentena y están, directa o indirectamente, atravesadas por el tema de la incertidumbre. En la letra de “Supersticiones” se ve como la incertidumbre está plasmada en los vínculos, En “La revelación” el tema está plasmado en un tono mas general de la vida y el cómo abordarla. No hicimos una descripción literal de la palabra “supersticiones”, sino que lo relacionamos con la idea de que las supersticiones tienen esto de creer en algo que no terminamos de entender.

A nivel visual quisimos transmitir esta idea, sobre todo con el arte de tapa, que tiene este misterio, esta aura irreal. Un auto con una especie de aura, humo azul. Sumado a la nostalgia de la vida pre pandemia.

Los videoclips van muy de la mano con la letra de cada canción. Sí hay una seguidilla: el auto de “Amores callejeros” y el viaje en el full álbum. A cada video le pusimos mucha atención y laburo para resaltar la energía de cada track.

Hay herramientas nuevas que se han manifestado en este disco, de una manera más concreta que en sus anteriores trabajos discográficos. ¿Qué artistxs tomaron como referencia a la hora de planificar las canciones?

Las referencias que nos atravesaron durante la producción del disco son muy diversas y eso hace que veamos a Supersticiones como un álbum muy variado. Hay muchas influencias de bandas de fines de los ’70 y principios de los ’80. Algunas influencias directas vinieron de parte de The Eagles, Prince y Michael Jackson. The Slow Rush, último disco de Tame Impala, también sirvió de base para profundizar nuestro sonido. Algunas de las indagaciones más novedosas en las que nos embarcamos fueron el r&b y sobre todo el soul de los 70.

Las letras parecen que siempre están dirigidas a un amante o a alguna relación sentimental. ¿Dichas evocaciones son reales o se tratan de situaciones ficticias/hipotéticas?

En nuestro caso, los vínculos siempre fueron una fuente de inspiración fuerte, sobre todo los vínculos románticos. Y en este caso, fueron 100% reales. A veces, lo que nos pasa es que partimos de un episodio real que le pasó a alguno. Pero después cuando vas escribiendo la letra y fluyendo el lápiz como que esa historia real se transforma en una ficción porque parece que empezás a escribir un cuento. Y está bueno no limitarse, y de repente empiezan a surgir episodios. Y entonces partís de esa inspiración primera de un episodio real. A veces, puede quedarse en esa descripción o, en algunos casos, toma otra forma. Eso nos sucede mucho.

Tanto Esmeralda Escalante y Goyo de Bandalos tuvieron una participación en el disco, ¿cómo fueron dichas colaboraciones? ¿Esos planes de trabajar en conjunto venían de antes?

Teníamos ganas de hacer un disco que tuviera colaboraciones. Ninguno de nuestros discos, salvo la reversión de Anim4les, había tenido feats y queríamos hacerlo de la manera más natural y orgánica posible. La idea era hacerlo con gente que admiramos musicalmente, pero que también tuviéramos una relación preexistente. Así es como entran a la escena Goyo y Esme. Ambos amigues y colegas desde hace rato. Eso hizo que el trabajo fluyera muy bien, desde la invitación a participar, como la producción y la grabación. Con Goyo queríamos hacer una colaboración hace rato, nos había quedado re pendiente y nos pareció el momento indicado. Notamos que “Intensidad” era un tema muy Goyo, debido a que tiene una vibe que re iba con él, muy festiva y energética. Lo mismo sucedió con Esme: “Canción para que vuelvas” tiene una onda nostálgica y frenética que se camufla con el estilo vocal de Esme. La onda era potenciar la energía de cada tema con cada colaboración.

Dentro de los integrantes de Silvestre hay un cuerpo de productores que laburan tanto sobre la obra de la banda como de artistas externos. ¿Cómo se posicionan frente a un trabajo ajeno y qué diferencias hay con una producción propia, como Supersticiones?

La produ fue hecha íntegramente por nosotros. No hubo mucha injerencia de terceros, los fuimos ping-pongeando entre nosotros. Así es como se produjo en pandemia, fue un proceso raro. Fue muy individualista, cada uno trabajando en sus temas. Sin embargo, estuvimos en constante contacto pasándonos data, avances e ideas. No había muchos momentos en los que contáramos con la posibilidad de juntarnos todos en un ensayo. Era todo por la compu y las interacciones era del tipo de “yo voy avanzando con el track y les muestro”. Fue muy interno el trabajo. El flow es bastante parecido al proceso con el proyecto de los demás.

Teniendo en cuenta el contexto pandémico y lo complicado que va a estar recomponer el circuito de shows, quería preguntarte acerca de las proyecciones que tienen. ¿Hay algo planificado para presentar el disco?

Ahora se está viendo el panorama de apertura, así que a partir de agosto y septiembre. Por suerte están bajando los casos, ojalá que la tendencia a la baja siga. Dentro de muy poco vamos a hacer unos anuncios de fechas picantes. Si bien le daremos lugar a Anim4les, el foco estará puesto en Supersticiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!