Galean enfrenta lo inevitable en “Sube a la nube” (ft. Cande Zamar)

En una bella colaboración, Galean expresa una reflexión sobre cómo enfrentar los pesos de la vida.


La fe no existe solo en forma de religión. A veces, cuando el camino parece nublado, sirve para confiar y seguir adelante. El viernes pasado, Galean lanzó su single “Sube a la nube” en compañía de Candelaria Zamar con una reflexión al respecto.

El track, de casi tres minutos, comienza con una melancólica melodía de guitarra que será luego replicada por la voz del ex integrante de Aloe. Los acompañamientos son esotéricos sintetizadores y una reducida base que abre el espacio justo para que Galean nos cante “No te resistas más / antes las cosas / que vienen y que van / que tienen que pasar“.

La canción tiene un gusto indudablemente spinetteano. La combinación de sonidos pop con armonía y melodía jazzera es perfecta para reflejar la complejidad de enfrentar la vida en momentos difíciles.

La participación de Candelaria Zamar, una experta en enredar y desenredar música, no es casual entonces. Su voz aparece ya en los estribillos, pero brilla cuando los instrumentos alcanzan un alto casi total. Como cantando desde mismísima nube, la pianista nos invita: “Sube a la nube / no te resistas / te invita a flotar / seguro va a llover“.

El single está acompañado de un videoclip realizado por Julián Farrel y Sebastián Pinuer. En él, Galean planifica y realiza un viaje a las sierras cordobesas, efectivamente alcanzando las nubes. Los verdes adquieren un tono turquesa que añade a la melancolía expresada en la música.

“Sube a la nube” fue grabado por Galean y Joaquín Bañuelos, editado por Alan Fridman y mezclado y masterizado por Pablo Bursztyn. Es el tercer adelanto, junto a “Øval” y “Ave atonal” (ft. Esmeralda Escalante), de lo que será su tercer disco, Pasado Mañana, a estrenarse este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deslizar arriba

Hola! Si querés utilizar esta imagen, escribinos!